top of page

Blog MOM

Carta de una madre a su “cachorro”.

Un día te vi nacer, y ese fue el mejor día de mi vida. Entonces te di de comer y tú me llenaste de amor. Fue una relación en la que los dos creamos un vínculo de hermosa dependencia y en un cruce de miradas lo confirmamos. Éramos el uno para el otro y así crecimos juntos.




Como madre te cuidé, y te llevé de la mano preparándote para la vida, sumando valores y sensibilidad. Un día vi despertar en ti el mismo instinto protector que despertaste en mí, cuando a nuestra casa llegó Simón ese tierno peludo a quien en la primera caricia sentiste que debías cuidar. Yo sabía que estabas listo para adoptarlo, protegerlo y amarlo, por eso te acompañé sin condiciones a vivir esa experiencia, y es que tener una mascota es algo que enriquece la vida de una familia, así que, cuando lo decidimos, asumimos una responsabilidad que nos llena de alegría y amor.

Te he enseñado que Simón necesita cuidados diarios, comer bien, hacer ejercicio. Debes aprender a conocerlo para entender sus necesidades. Aunque quisiera, él nunca te dirá cuando ir al veterinario, pero tú sabrás cuando hacerlo. Nunca olvides que nuestras mascotas no solo son compañeras leales, sino también seres vivos que dependen de nosotros para su bienestar. Cada día me siento más orgullosa. Lo estás haciendo muy bien, demostrando tu sensibilidad y esos valores como el cuidado, la empatía y la responsabilidad. Con Simón has aprendido a respetar y preocuparte por los demás seres vivos; además en él encontraste un gran compañero de juego que te hace correr, saltar y reír. Eso con el tiempo lo agradecerás.

Todos los días aprendemos algo nuevo, y ahora sabes que en cada abrazo con tu mascota estás compartiendo amor infinito en un momento mágico de conexión. Por eso sientes que debes cuidarlo, que es tu responsabilidad, que tu vida es otra cuando tu mascota te espera a que vuelvas, y que de tu protección depende su felicidad.


Y así, un día fuiste tú quien lo vio nacer, lo adoptaste y ese fue el mejor día de tu vida.




Kommentare


bottom of page